Tigres le repitió la dosis a su cliente predilecto

El cuadro de Ricardo Ferretti volvió a derrotar a los Pumas, ahora con marcador de 2-0 en la quinta fecha del Apertura 2017.

Tigres le repitió la dosis a su cliente predilecto
(Foto: Tirbuna Noticias)
Tigres
2 0
Pumas
Tigres: Nahuel, Juninho Ayala, Jiménez, Rodríguez Meza Dueñas, Aquino; Sosa, Gignac Vargas
Pumas: Saldívar. Van Rankin. Quintana. García. Mendoza; González. Cabrera. Figueroa. Gallardo; Rabello. Castillo
MARCADOR: 1-0 Eduardo Vargas min 17, 2-0 André Pierre Gignac min 78
ÁRBITRO: Fernando Guerrero

Volvió el triunfo para el conjunto de Tigres, dando cuenta una vez más de su cliente predilecto en los últimos años: los Pumas de la UNAM. El cuadro regiomontano venció sin problema alguno a los capitalinos con marcador de 2-0 en la cancha del Estadio Universitario, en duelo correspondiente a la quinta fecha del Apertura 2017.

Con un minuto de silencio tras los atentados terroristas ocurridos en Barcelona, arrancó el partido con el acostumbrado lleno de la afición ‘Incomparable’, esperando la reacción de sus felinos en el certamen.

La primera de peligro la tuvo el cuadro visitante, con una buena acción individual de Bryan Rabello que fue limpiando la zona y estando de frente al marco de Nahuel Guzmán, su disparo se fue muy desviado, apenas a los 6 minutos de acción.

Para el 14’ apareció el ídolo de la hinchada auriazul, André Pierre Gignac en tiro libre sacó un potente disparo al cual respondió muy bien Alfredo Saldívar para alejar el esférico a un costado del área.

Tan solo un minuto después apareció el gol en el ‘Volcán’, con un centro de primera intención de Ismael Sosa para que el andino Eduardo Vargas rematara de cabeza y mandara la pelota a guardar para el 1-0 sobre los dirigidos por Francisco Palencia.

La insistencia norteña se mantuvo y al 17’ Gignac se quedó muy cerca de ampliar la ventaja local con un disparo que la zaga unamita tuvo que sacar en la línea con total sufrimiento.

Respuesta feroz de los Pumas con trazo largo y sin escalas para su mayor fortaleza: Nicolás Castillo. El chileno midió la pelota y sacó un trallazo que se fue muy por encima del marco del ‘Patón’, lamentándose la mala ejecución que era la oportunidad para el empate.

Antes de irnos al descanso vino la polémica arbitral; al 39’ un centro de Javier Aquino que pegó en el hombro de un zaguero puma fue marcado como tiro penal por parte de Fernando Guerrero.

Gignac se encargó de cobrar la pena máxima pero la misma fue con exceso de confianza y el arquero Saldívar pudo atajar para mantener con vida a los Pumas en el encuentro.

El partido se vio liquidado hasta el 78’ en un mal despeje de la defensiva capitalina que aprovechó Gignac para mandar un fogonazo imposible de detener para sellar la victoria en casa; 2-0.

Silbatazo de Fernando Guerrero y ahora nos espera un partido altamente atractivo el próximo miércoles, ya que los Tigres visitarán la cancha del Estadio Azteca para medirse al América de Miguel Herrera que suma al momento cuatro victorias de manera consecutiva.