Panorama incógnito para la jauría

Lobos BUAP va contra los números, dos de los últimos cinco equipos recién ascendidos ya tenían el doble de unidades en las primeras ocho fechas.

Panorama incógnito para la jauría
Foto: VAVEL México / Rodrigo Peña

Los equipos recién ascendidos en México pelean de forma desigual: presupuesto para armar un equipo competitivo, derechos de transmisión, patrocinios y un sin fin de dificultades. 

Hablando estrictamente a nivel de cancha Lobos BUAP al igual que los últimos cinco equipos recién ascendidos han vivido los tres resultados en las primeras ocho fechas, sin embargo todos han reflejado un final diferente. 

Vamos con el rival que le quitó la chance a los universitarios en 2012, los esmeraldas del León. A estas alturas el cuadro dirigido por Gustavo Matosas ya tenía 13 unidades con una marca de 4 triunfos, 1 empate y 3 derrotas. 

Después continuamos con La Piedad después llamado Veracruz. Los escualos rojos vivían un gran momento al sumar 13 unidades en las primeras ocho fechas del campeonato. Su marca de 3 triunfos, 4 empates y una derrota hacían tambalear la tabla de cocientes. 

Un año después la llegada de los Leones Negros de la U. De G. Vivía una situación similar a los licántropos. Con ocho fechas, los melenudos tenían 6 unidades, una marca de 1 triunfo, 3 empates y 4 derrotas generaban preocupación en el cuadro de Alfonso Sosa que a la larga provocó el descenso. 

El siguiente torneo llegaban los Dorados de Sinaloa buscando más puntos de los melenudos y el camino no iba tan mal. Su marca de 2 triunfos, 2 empates y 4 derrotas y un total de 8 puntos daban luces de esperanza, sin embargo las malas rachas aumentaron y una goleada ante Tigres faltando tres fechas los enterraba en el Ascenso MX. 

Por último tenemos a los Rayos del Necaxa que vivían el apogeo que implica el regreso al máximo circuito. Su marca de 1 triunfo, 4 empates y una derrota lograban en cometido de no perder unidades, principal objetivo de cualquier equipo que busca la permanencia, poco después de esa marca Necaxa de la mano de Alfonso Sosa se catapultó hasta las semifinales del torneo y seis meses después, su permanencia. 

Lobos tiene tiempo para trabajar, sabe que la recarga de cinco juegos sin ganar y cuatro sin sumar puntos. El destino desprende únicamente de ellos y de sumar un total de 40 unidades en los dos torneos.